“Polvo eres y en polvo te convertirás” Aquí el significado de la frase.

“Polvo eres y en polvo te convertirás” y “Arrepiéntete y cree en el evangelio, son unas de las frases que los sacerdotes dicen mientras pintan en la frente de los feligreses la cruz de ceniza al inicio de la Cuaresma. Esto es parte de la preparación para la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

Aunque antes se creía que eran de los restos de los muertos, las cenizas son el resultado de la quema de las palmas del Domingo de Ramos del año anterior. Se imponen sobre los católicos como un recordatorio de que la vida terrenal es temporal: “La toma de ceniza es una forma de aterrizar a los feligreses para que pongan los pies en la tierra”.

“La ceniza no tiene valor, tiene que ver con un signo de penitencia, ya que nadie atesora ceniza, entonces, el imponer ceniza, es para recordar, tú que tanto te crees, que tanto te valoras y te exaltas, eres polvo en polvo vas a volver, es una de las formulas, aterriza, pon los pies en la tierra otra vez.

Y la otra es «Arrepiéntete y cree en el evangelio», tienes una oportunidad especial para arrepentirte y creer en el evangelio, es corregir estos caminos, enderezar estos caminos, dejar de hacer las cosas que estoy haciendo mal”, explicó.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es miercoles-de-ceniza-celaya-gto.jpeg

Al igual que la mayoría de tradiciones de la Iglesia católica, su origen está ligado al Judaísmo: En la antigüedad, estos tenían por costumbre cubrirse con cenizas cuando habían pecado o si se preparaban para una fiesta importante.

Deja un comentario